Hola

Soy Javier Cone


Nací en Granada en 1991 y he vivido allí gran parte de mi vida, concretamente en un pueblo de Sierra Nevada. Estudié Periodismo en la Universidad de Sevilla y, posteriormente, un máster en Comunicación de las Organizaciones (públicas, privadas y del tercer sector) en la Complutense. Mis trabajos de fin de carrera y de máster fueron, respectivamente, sobre el salto de la prensa local a las redes sociales y sobre la responsabilidad social compartida del sistema público en el problema del acoso escolar o bullying. Actualmente estoy estudiando un máster de Periodismo y comunicación digital: Datos y nuevas narrativas en la Universitat Oberta de Catalunya.


Tras hacer prácticas en comunicación política y medios locales online, trabajé en agencia de comunicación y posteriormente en comunicación interna de una gran empresa. Actualmente soy consultor de comunicación interna trabajando directamente como implant en una compañía financiera. Un sector -el financiero- y una profesión -la interna- que no me atrajeron lo más mínimo hasta que, por suerte o por destino, llegaron a mi vida. En mi puesto actual trabajo principalmente en digitalización de recursos humanos, desarrollo de nuevas formas y canales de comunicación, y en apoyo a iniciativas de diversidad, análisis de datos, narrativa y diseño.


También he echado mis horas como voluntario con Cruz Roja, Voluntarios BBVA y la Asociación Española de Enfermos Musculares (ASEM).


Tras toooodo este rollo oficialísimo, os diré lo que de verdad me gusta. En primer lugar, la música. Soy incapaz de tocar una simple flauta dulce, pero me encanta escuchar música. También soy un forofo de los videojuegos en general. Devoro libros de cualquier tipo y me gusta mucho el cine. Mejor el clásico. Y mejor si es de Hitchcock. Y entreno bastante y hago yoga, pero más por nervio que por diversión (para qué nos vamos a engañar).


Por supuesto, algo que me gusta muchísimo es estar al día sobre todo aquello que la comunicación puede hacer por nosotros, por los otros y por el planeta. Creo que es una forma de decir que sí, que me gusta mi trabajo