Ahora más que nunca

Podría narrar la jornada, pero una semana después quedaría desfasado. Sin duda, es más importante el mensaje, la razón de ser de una organización como Cruz Roja y de una sociedad que sabe imponerse a los malos momentos.
Hablo de aquella mujer que pide en la puerta de un estanco... la que se acercó a depositar su donativo a primera hora de la mañana, dejándonos a todos con el estómago encogido y el corazón henchido.
Hablo de las personas que venían con el donativo preparado; de los comerciantes chinos que pasaban del recelo a la generosidad.
Hablo de aquel que llaman indigente y dejó su dinero de la forma más discreta, sobre la mesita, sin querer llamar la atención.
Hablo de la fantástica compañía de los voluntarios y voluntarias de la Casa de Acogida de Mujeres Inmigrantes y del resto de compañeros de la ONG en Sevilla. Hablo del compromiso con nuestros semejantes, más aún cuando, ahora más que nunca, todos tenemos la obligación y necesidad de estar ahí, con la gente normal, la de todos los días.
Los chinos utilizan dos pinceladas para escribir la palabra “crisis”. Una pincelada significa “peligro”, la otra “oportunidad”. En una crisis toma conciencia del peligro, pero reconoce la oportunidad”. John F. Kennedy.